Consejos para unas piernas sanas y cuidadas • Annabis

Cómo disfrutar de unas piernas sanas y cuidadas en invierno

Cierto es que en verano lucimos más nuestras piernas, pero no por ello debemos olvidar cuidarlas y disfrutar de unas piernas sanas en invierno también. Así que toma nota de los consejos que compartimos a continuación y empieza a cuidar tus piernas todo el año. 

El invierno es la época más amigable para las varices y “piernas cansadas”, pues ya se sabe que el calor del verano es un handicap para nuestra circulación. Pero el frio de invierno también hace que busquemos refugio en alguna fuente de calor artificial que también pueden influir en la circulación de nuestras piernas, provocando hinchazón de tobillos u otros síntomas.

Por otro lado, en las épocas más frías del año solemos tener hábitos menos saludables que en primavera o verano. En invierno tendemos a quedarnos más en casa y a llevar una vida más sedentaria. Además las dietas de invierno suelen contar con alimentos más grasos y pesados, que sientan muy bien para entrar en calor pero que al final pueden pasar factura: problemas en la circulación, retención de líquidos, pesadez de piernas o calambres.

Conejos para cuidar tus piernas en invierno

En esta época las piernas también sufren y de nada sirve esperar a que llegue el verano para empezar a fijarnos en ellas. ¿Has notado alguna vez los tobillos hinchados en invierno? , ¿fatiga en las piernas?, pues ello indica que algo no va bien y que es momento de activar el modo “cuidado de piernas”. A continuación compartimos algunos consejos a tener en cuenta para mantener unas piernas sanas en invierno.

  • Evita la ropa ajustada, por ejemplo fíjate bien que no te aprieten las gomas de las medias o calcetines ya que al final del día notarás que te están cortando la circulación. Por lo que conviene elegir una prenda más suelta que no presione las piernas ni la cintura.
  • También te recomendamos usar un calzado adecuado que no sobrepase los 3-4 cm de tacón, pero tampoco te lances al otro extremo de zapato plano, lo ideal es una altura intermedia.
  • Si por trabajo u otro motivo sueles pasar mucho tiempo de pie, recuerda moverte con cierta frecuencia, caminar unos pasos y sentarte cuando puedas.
  • Tampoco es bueno pasar muchas horas en la misma postura, por lo te recomendamos cambiar de postura y moverte para aligerar la carga, así como mantener las piernas elevadas. Si trabajas en oficina, puedes utilizar un elevador de pies para ofrecer un mejor descanso a tus piernas.
  • Aunque el mal tiempo te quite las ganas de todo, es importante mantener una rutina de ejercicio diario. Entre los deportes más recomendados para combatir problemas de circulación y “piernas cansadas”, se encuentra la natación o caminar, dos prácticas muy saludables y de bajo impacto. Aptos para todos los públicos. Pero si no te convence salir, siempre puedes realizar tablas de ejercicios en casa. No hay excusa posible para abandonar el sofá.
  • Por último, pero no menos importante, te recomendamos mantener una rutina de cuidado a través de masajes en las piernas con movimientos que suben desde el tobillo hacia la rodilla.  Este tipo de masajes combinado con un gel o crema específico te ayudará a aliviar los molestos síntomas de piernas cansadas. Para ello te recomendamos nuestro gel vegano VARICANN Q10 con aceite de cannabis y coenzima Q10, entre otros ingredientes naturales, para lograr un masaje enérgico que relaja las piernas cansadas y aligera la fatiga, al mismo tiempo que activa la micor-circulación.