Nuevos formatos de nuestro Aceite de Cannabis natural, orgánico y vegano | Annabis

El Aceite de Cáñamo o Cannabis Sativa L. es un producto actualmente en tendencia que está revolucionando el sector de la belleza y la salud. Un ingrediente sobre el cual todavía hay muchas dudas, usos y beneficios sobre los que vamos hablar en este artículo.

¿Qué es el Aceite de Cáñamo?

El aceite de cáñamo es un aceite vegetal que se obtiene mediante la prensa de las semillas de cannabis, y en concreto de plantas de cáñamo industrial de las cuales se producen derivados tales como alimentación, textiles, cosméticos e incluso materiales de construcción. El primer mito que debemos desmontar es que el aceite de cáñamo es legal, ya que se trata de un producto 100% natural y sin efecto psicoactivo, gracias al control de los niveles de THC, la molécula que produce tal efecto, que no pueden nunca superar el 0,2%. Para la extracción del aceite de cáñamo se utiliza una técnica llamada prensado en frío, utilizada frecuentemente en la industria de la alimentación, que ayuda a mantener todas sus propiedades naturales intactas.

¿Qué propiedades tiene el Aceite de Cáñamo?

El aceite de cáñamo es una de las fuentes más ricas en ácidos grasos insaturados Omega 3-6, además de contener vitaminas A, B, C y E, que hidratan, regeneran y protegen la piel. Su composición, similar a los lípidos de la piel, ayuda a regenerar la capa protectora de la piel y ofrece muy buenos resultados para alivio de alteraciones de piel tales como dermatitis, eccema atópico o psoriasis.

Posee un efecto sebo-regulador natural, capaz de regular las secreciones de las glándulas sebáceas en todo tipo de pieles, por lo que es adecuado para todo tipo de pieles, desde las más secas hasta las mixtas o grasas.

¿Qué beneficios y usos tiene el Aceite de Cáñamo y Aceite de Almendras?

El aceite de cáñamo ayuda a calmar irritación, hidrata y regenera la piel. Pero además, se trata de un producto multi-usos que podemos aplicar también para el cuidado completo de nuestro cuerpo.

Para ello, disponemos de dos aceites que te pueden ir genial para este tipo de cuidado y que te presentamos a continuación:

Aceite de Cáñamo para el cuidado de la piel

  • No obstruye los poros, no es comedogénico
  • Adecuado para todo tipo de pieles, incluidas las sensibles y problemáticas
  • Mantiene la piel hidratada y flexible
  • La vitamina E previene el envejecimiento y las arrugas del rostro
  • Una base ideal para preparar la piel previamente al maquillaje
  • Un aceite de textura seca (no untuosa) y de fácil absorción
  • Quita suavemente el maquillaje (incluso resistente al agua)

Aceite de Cáñamo para el cuidado del cabello

  • La vitamina E es importante en la prevención de la caída del cabello
  • Nutre, hidrata y revitaliza profundamente el cabello
  • Buena prevención contra las puntas abiertas y la rotura del cabello
  • Facilita el peinado y le aporta brillo
  • Tiene una capacidad suavizante y reduce el encrespamiento
  • La vitamina E estimula el crecimiento del cabello

Aceite de Cáñamo para el cuidado corporal

  • Proporciona a la piel una excelente hidratación y nutrientes
  • Fortalece la barrera lipídica natural de la piel da elasticidad a la piel y la suaviza
  • Tiene un efecto positivo sobre la piel irritada y eccematosa
  • Gracias a la vitamina E, ralentiza los procesos de envejecimiento de la piel
  • Unas gotas en un baño relajarán tus sentidos