Avances en la regulación del cannabis medicinal | ANNABIS.es

Avances en la regulación del cannabis terapéutico y sus derivados en España

Una Subcomisión analizará la posible regulación del uso terapéutico del cannabis y sus derivados en base a experiencias en otros países y la evidencia científica de sus beneficios.

 

El Congreso ha solicitado hoy la creación una Subcomisión que estudiará el uso terapéutico del cannabis y productos derivados con el apoyo mayoritario los grupos parlamentarios. Una Subcomisión integrada por los representantes de cada uno de los grupos, donde se aplicará el criterio del voto ponderado y se determina un plazo de seis meses desde su constitución para la realización de este estudio.

Sin ir más lejos, los Países Bajos fue el primer país del mundo en iniciar, en 2003, un programa de cannabis medicinal, así como otros países miembros de la unión Europea como Italia, Alemania y República Checa, país del cual son originarios los productos de ANNABIS, cuyos productos se basan en dicho principio, sin ningún tipo de efecto psicoactivo, aportando beneficios tales como la hidratación, la relajación y el alivio de molestias articulares y musculares. Además, la evolución en cuanto a legalización del cannabis con fines medicinales de al menos 26 estados norteamericanos y el proceso activo de otros tantos, como Canadá, Israel, Uruguay, Australia, Nueva Zelanda, Colombia, Finlandia y Chile, ratifican la evolución internacional de la planta y sus evidencias científicas beneficiosas.

Según aportó Ciudadanos, como grupo parlamentario que lanzó la propuesta, varios informes oficiales del Ministerio de Sanidad Canadiense y la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos demuestran que “el cannabis también es un potente estimulante del apetito, incrementando principalmente la ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono y grasas, aumentando también la lipogénesis y la ganancia de peso. Un efecto que se aplica en patologías que requieren una ganancia de peso debido al síndrome de desgaste que produce la enfermedad. Véase el SIDA o los procesos oncológicos”.

El cannabis también “ha demostrado importantes efectos antieméticos capaces de prevenir las náuseas y vómitos asociados a numerosos tratamientos. En la esclerosis múltiple es capaz de mejorar el dolor neuropático y la espasticidad características de esta patología. En la epilepsia también es utilizada como remedio para combatir las crisis convulsivas”.

Por estos y otros tantos motivos, dicha Subcomisión elaborará un informe sobre el estado y situación del uso del cannabis y sus derivados en tratamientos terapéuticos, que contenga un diagnóstico con unas propuestas y conclusiones mediante las comparecencias de diversos grupos, tales comosociedades científicas, representantes del ámbito sanitario, expertos nacionales e internacionales, asociaciones o plataformas de profesionales sanitarios y pacientes.

Dicho informe servirá en última instancia para la elaboración de un Proyecto de Ley por parte del Gobierno que regule la utilización del cannabis y sus derivados en el ámbito sanitario.

Fuente: Europapress. 

 

Free WordPress Themes